Palacios y Mezquitas

Día 3, Bazar de las especias y Palacio Topkaki

Tras nuestra primera visita de Estambul por libre, decidimos concertar para este día un excursión con guía para visitar los Palacios y Mezquitas más importantes de Estambul. Primero fuimos a ver la Mezquita Nueva, cerca del Bazar de las Especias y después ya nos adentramos en el bazar. Mi madre compró un montón de especies para cocinar. Viene en unos sobres así las más curiosas. Estaban muy bien.

Bazar de las especies

Mercado de las especies

Mercado de las especies

Luego nos llevó de nuevo a la Mezquita Azul, así que la volvimos a visitar pero con explicación. Al salir de la Mezquita nos dirigimos al antiguo Hipodromo Romano y nos explicó la historia de las ruinas que por allí había, de las diversas columnas y obeliscos. La columna Serpentina, la de Constantino Profinogénito y el obelisco egipcio de Teodosio.

Interior Mezquita Azul

Interior Mezquita Azul

La comida estaba incluida en la excursión.  Nos llevaron al Restaurante Gözde, comimos muy bien la verdad. Habia varios grupos más de excursionistas como nosotros. Casi todos los que íbamos a hacer el recorrido a Cappadocia nos juntamos en esta excursión.

A la tarde fuimos a visitar el Palacio Topkapi Inmenso. Las explicaciones eran muy interesantes. Siento no tener muchas fotos de este día. Tengo aquí dos tickets de entrada al Palacio Topkapi. Como no las compramos por nuestra cuenta, sino que nos las dio el guía no me aparece el precio. Eso si, son dos una para el palacio en si y otra especial para ver el Harem del palacio.

 

Día 4, Gran Bazar y Baño Turco

Creo recordar que este día fue mi hermana pequeña, de 14 años por aquel entonces, la que sufrió una pequeña indigestión y se pasó parte de la mañana en la cama y en el baño del hotel. Yo salí a dar una vuelta y aproveché para comprar recuerdos y visitar tiendas de ropa por alrededor del hotel.

Cuando la señorita pareció encontrarse mejor salimos en busca del Gran Bazar. Después cogimos el tranvía y nos fuimos a visitar el Palacio Dolmabahçe. Pero estaba cerrado. No estoy segura que los días que visitamos los museos y los sitios de interés que os estoy indicando coincidan con el itinerario que aquí estoy redactando. No tengo fotos de estos sitios ni tickets ni nada que me haga recordar 100%.

Esta tarde fuimos a unos típicos Baños Turcos. Nosotros fuimos a Cagaloglu Hamami, (www.cagalogluhamami.com.tr), reconocido como uno de los cinco mejores baños. Fuimos mis padres, mi hermana y yo. Mi madre no quiso entrar así que se quedó en una zona de cafetería esperando. Mi hermana y yo fuimos a una zona de los baños especial para mujeres y mi padre a otro. Según llegamos, compramos un guante de crin para exfoliarnos, mejor que el de uso común de los baños. Pasamos a una habitación grande donde había diferente cuartitos. Allí mismo nos cambiamos y nos pusimos el bikini dejando allí nuestras ropas. Pudimos cerrar la habitación con llave y nos la llevamos con nosotros al baño. Luego pasamos a una estancia enorme en forma circular. En el centro había unas 8 señoras que se encargaban de realizar los baños a cada chica. Mientras tanto las demás que tenían que esperar, nos íbamos echando agua caliente, nos lavábamos y cuando te tocaba el turno, te sentabas o

tumbabas donde la señora y ella con el guante de crin se encargaba de exfoliarte. Había gente en bañador y gente desnuda. Más que una experiencia relajante fue una experiencia de sentirte después la mujer más limpia y aseada del mundo. También te lavan el pelo y te aclaran. Fue toda una experiencia.

Después del baño volvimos a cambiarnos al hotel y como era el último día que pasábamos en Estambul fuimos a cenar a un bar típico cercano a nuestro hotel. Siempre que pasábamos por allí nos decía el chico en castellano que entráramos a comer. Mi padre le decía “Otro día, otro día” y al final por insistente el último día fuimos. Fueron muy agradables.

Durante la noche fui yo la que se puso fatal. Creo que es la vez que yo recuerdo que peor me he sentido en mi vida. No bebí agua corriente, fue toda embotellada, quizá algo de la cena m sentó mal. Pasé toda la noche vomitando. Desorientadísima y mareada. Fatal.

Sigue leyendo para descubrir nuestra aventura por Cappadocia…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *