Viaje a Cappadocia

Día 5, Viaje a Cappadocia

Continuamos por nuestro tour por Tuquia. Salimos de Estambul antes del amanecer para comenzar nuestro Viaje a Cappadocia., dejando atrás cuatro días intensos de visitares lugares maravillosos que siempre recordaremos. 

goreme

Paramos para comer en Ankara, capital de Turquía. El guía se portó super bien, al llegar al restaurante que estaba incluido en el traslado le pidió al jefe de cocina un arroz blanco para mí, para que no me sentara mal. Después de comer, vuelta al autobús. Hicimos otra parada antes de llegar en el Lago Salado Tuz (Tuz Gölü) .

Lago Salado

Llegamos a Cappadocia de nuevo a la noche. Cenamos en el hotel en el que estábamos alojados. Hotel Burcu Kaya (www.burcukayaotel.com.tr). Aquí teníamos desayuno y cena incluidos.

La región turca de Anatolia Central alberga un paisaje más cercano a la imaginación que a la realidad: chimeneas gigantes de piedra, iglesias bizantinas excavadas en la roca y montañas agujereadas por cientos de ventanas. Göreme y Ürgüp son el núcleo de este escenario fantástico.

El núcleo de Göreme, habilitado con múltiples hoteles excavados en al roca y restaurantes, es la base para explorar el Parque Nacional de Göreme, corazón de la Capadocia. El recorrido por esta reserva conduce a enclaves como Ask Vadisi o Valle del Amor.

 

Día 6, Göreme, Zelve y Pasabag

Realizamos en dos días una visita guiada de Cappadocia. El traslado lo haciamos en autocar, realizando un sin fin de paradas y la verdad que estuvo genial. 

Cappadocia Valle

Visitamos los museos al aire libre de Göreme, donde pudimos ver un conjunto de monasterios e iglesias rupestres.  Visitamos también otro museo al aire libre llamado Zelve, con iglesias del siglo XIII. Cerca visitamos la la aldea de Pasag donde pudimos ver curiosas chimeneas de hadas.

Os aconsejo que echéis un ojo a esta entrada donde hablo de un Circuito guiado por Turquia. 

Visitamos también ciudades subterráneas. Los nombre exactos no recuerdo. Como íbamos con guía la información no la busqué yo por mi cuenta y hace tiempo que realizamos el viaje, por lo que no me puedo acordar con precisión.

Cappadocia Iglesias Museo

Recuerdo que un día, entre pueblito y pueblito nos llevaron a una fábrica de alfombras. Me pareció aunque pueda parecer raro una experiencia increíble. Hasta que no visitas un lugar de estos, no aprecias el trabajo que esas alfombras hechas a mano suponen. Me quedé anodada viendo a las mujeres tejer las alfombras. En una ocasión me serparé un poco del grupo y una de las jovencitas me ofreció probar a mi también a hacer un punto de esos maravillosos de su alfombra. Aunque no compraramos nada, me gustó la visita.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *