Día 4, Arco del Triunfo, Campos Eliseos y Sainte Chapelle

Ya se nos acaban los dias en Paris, asi que aprovecharemos estas dos últimas jornadas a tope en al ciudad del amor.

La mañana de nuestro cuarto día comenzamos visitando el Arco del Triunfo y la Avenida de los Campos Eliseos Metro: Concorde, Franklin Roosevelt, George V, Champs-Elysees-Clemenceau y Charles de Gaulle-Étoile, Línea 1El Arco está situado en la Plaza de la Estrella, Place de l´étoile, donde se juntan doce avenidas importantes de París, entre ellas la avenida de los Campos Elíseos. Se puede pasar al centro por pasajes subterráneos y allí se verá la llama siempre encendida y la tumba del Soldado Desconocido en honor a todos los muertos de una guerra.

El gran Arco de Triunfo fue el homenaje de Napoleón Bonaparte a su ejército invencible, aunque el Emperador fue destituido y murió sin ser la colosal obra terminada.El Arco está situado en la Plaza de la Estrella, Place de l´étoile, punto de partida de 12 avenidas importantes de París, entre ellas la más célebre de la ciudad, la avenida de los Campos Elíseos.

Arco de Triunfo

Pincha en la imagen para ver el mapa en Google Maps

La Avenida de los Campos Eliseos está repleta de tiendas de todo tipo de marcas de diseñadores importantes y de múltiples concesionarios de coches en los que se pueden entrar sin problema alguno a echar un vistazo.

Avenida Campos Eliseos

Cuando llegó la hora de comer fuimos hasta la parada de metro Sain Michel para intentar entrar en la Sainte Chapelle Metro: Cité (Línea 4), Châtelet  (líneas 1, 4, 7, 11 y 14) que nos habían comentado que era preciosa. Estuvimos paseando y callejeando encontramos una calle llena de restaurantes italianos, kebabs y sitios no muy mal de precio donde poder comer agusto. RUE XABIER PRIVAS se llamaba y está muy cercana a la CITE, lástima no haberla encontrado cuando fuimos a visitar la catedral de Notre-Dame.

Ya por la tarde visitamos la Sainte Chapelle. Estuvimos 2 horas en la cola en la calle esperando para entrar, pasando realmente mucho frió porque ese día enfrió más que los anteriores. La cola iba muy lenta porque dentro hay que pasar a una sala a través de un detector de metales y pasando las bolsas por rayos x. Menos mal que al entrar ese día era gratuito ya que no estuvimos dentro más de 15 minutos. Estaba la mitad en obras y para nada nos pareció bonita. Creo que la belleza de la capilla está en sus vidrierías y es necesario visitarla en verano con los rayos de sol incidiendo y viendo el colorido. Para nosotros fue una desilusión.

El gótico parece que alcanza su máximo nivel de luminosidad y elevación en la iglesia dela Sainte Chapelle. Se acabó de construir en 1284 y tenía como destino albergar la corona de espinas de Jesucristo, que el rey Luis IX le había comprado al emperador de Constantinopla. Las vidrieras más antiguas de París se abren en sus muros, en una obra de genialidad gótica. Representan más de mil escenas bíblicas separadas por estilizadas columnas. La entrada a la Sainte Chapelle se encuentra a la izquierda del Palacio de Justicia.

Sainte Chapelle

Día 5 – Torre Montparnasse

Antes de comenzar nuestro viaje de retorno direción Bilbao y aprovechamos a tope el último día en Paris.

Nos salió un día de invierno soleado precioso. Dedicimos subir al edificio más alto de la ciudad, la Torre de Montparnasse. Para desde arriba tener una perspectiva de la ciudad diferente, ya que no subimos a ninguno de los miradores de los que nos habían sugerido: ni Torre Eiffel, ni Arco del Triunfo, ni Notre Dame. Asi que nos dimos el gusto de subir aquí. Si quieres evitar la cola a la hora de comprar las entradas, te recomiendo que te anticipes y las compres por internet. Las imágenes hablan por si solas ya que desde este edificio se ve la ciudad y todos sus monumentos. Tiene un mirador 360º a través de cristal y luego se puede subir a la azotea para sacar fotos al aire libre. ¡Precioso!.

La Torre Montparnasse es esencialmente un edificio de oficinas donde trabajan unas 5000 personas. En el piso 56 se realizan exposiciones, hay un restaurante y tiendas. El panorama de París desde allí y desde la terraza es espectacular

Paris desde la Torrede Montparnasse

Paris desde la Torre de Montparnasse

Y aquí termina nuestra visita a esta fantástica ciudad que me ha dejado enamorada. Una visita sin duda alguna recomendable. 

Nos queda pendiente una visita al Palacio de Versalles. Con tan poquito tiempo a nosotros no nos dio tiempo, pero es una espinita que se me ha quedado clavada, porque va pasando el tiempo y no dejo de ver reportajes impresionantes sobre el palacio. Una buena opción, además de económica es acercarse a visitar Versalles en bus. (más información y tickets). 

*******************************************

Páginas de Interés

 La información la he sacado, entre otros sitios, de las siguientes páginas web:

Museos y Monumentos Gratis en Paris:

Visitas Guiadas Gratuitas en Español

Fin de semana low-cost en Disneyland Paris

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *