Día 2, Costa de Lapurdi

A diferencia del día anterior, y a pesar del pronóstico que anunciaba lluvia amaneció un día precioso, perfecto para recorrer la Costa de Lapurdi. Tomamos el desayuno en la casa rural donde estábamos alijados, aunque no iba incluido en el precio de la habitación. Unas cuantas tostaditas de pan acompañadas con mermelada y mantequilla, un croissant, un platito con queso y algo de fruta. Una vez llenos de energía salimos a visitar esta preciosa zona.

Biarritz

Antes que nada me gustaria aclarar algunos términos:

Euskadi o Pais Vasco, es una comunidad autónoma del estado Español formada por: Bizkaia (Vizcaya) Gipuzkoa (Guipúzcoa) y Araba (Álava). 

Euskal Herria, que significa tierra del euskera es una región formada por 4 territorios españoles y 3 franceses: Bizkaia, Gipuzkoa,  Araba, Nafarroa (Navarra), Nafarroa Beherea, Lapurdi y Zuberoa. 

Iparralde es como se conoce en Euskara al Pais Vasco Frances. Lo componen los tres territorios que forman parte de Euskal Herria: Nafarroa Beherea (Baja Navarra), Lapurdi (Labort) y Zuberoa (Sola). (wikipedia)

Nuestra visita se centra en la costa de Lapurdi: Hendaia (Hendaya) – Ziburu – Donibane Lohitzune (San Juan de Luz) – Biarritz – Angelu-Baiona. (wikipedia).

euskal herria

Empezamos por Hendaia. Hendaya es la última ciudad costera de Lapurdi antes de llegar a la frontera española. Esta bulliciosa población comparte con Hondarribia la bahía de Txingudi. Aunque ambas localidades son vascas, en lo que se tarda en cruzar la desembocadura del Bidasoa asistimos a un cambio completo de urbanismo, costumbres y horarios.

Hendaya

Aparcamos el coche cerca de la playa, ¡Ojo con la OTA! 1hora: 1,40€.  Su inmensa playa es la más larga de Euskal Herria, con 3 kilómetros de longitud. Al fondo de los arenales se alzan dos grandes rocas idénticas, que cuenta la tradición fueron lanzadas desde Peñas de Aya por un gigante de color rojo.

Dimos un paseo junto al mar hasta llegar a la Oficina de Turismo que está situada justo en frente al Centro Social Denentzat. Pedimos información de la zona, nos dieron algunos mapas de Biarritz y San Juan de Luz y continuamos visitando la zona.

Nuestra siguiente parada fue Castillo – Observatorio Abadia. Desde Hendaia es muy fácil llegar, simplemente seguir la carretera que va por la playa.

Este suntuoso castillo de piedra blanca que parece sacado de un cuento medieval, es la mansión que se hizo construir hace 130 años Antoine d’Abbadie, un millonario científico explorador, geógrafo, numismático, astrónomo francés y destacado promotor de la cultura vasca e inventor del famoso lema Zazpiak Bat. Su castillo alberga un observatorio de astronomía que funcionó hasta 1975 permitiendo a varios equipos de observadores realizar catálogos de estrellas. A su muerte en 1897 legó su castillo a la Academia de las Ciencias, hoy por hoy todavía propietaria.

CHÂTEAU-OBSERVATOIRE ABBADIA

Route de la Corniche

Precio: 6,60€

www.chateau-abbadia.fr

Château-Observatoire Abbadia

Una pena que todo el terreno que bordea el castillo está vallado y es imposible alejarse para sacar una buena foto. Continuamos con nuestro itinerario. Una opción que os recomiendo 100% es tomar la nacional D912 para ir conduciendo junto al mar, de esta forma podeis parar para tener unas increíbles panorámicas de la costa.

Enseguida encontramos el viejo fuerte de Sokoa que defiende los puertos de Ziburu y San Juan de Luz. Destacan también los tres diques que Napoleón III mandó construir hace más de siglo y medio, impidiendo así que el océano vuelva a arrasar el pueblo como ya lo hiciera en el pasado. El Dique de Socoa (junto al Fuerte de Sokoa), Dique de l’ Artha (el del medio) y el Dique de Saint Barbe (junto a la punta de Santa Bárbara).

Lapurdi

Por la carretera llegamos primero a Ziburu, en cuyas atalayas las mujeres encendían fuegos para mostrar a sus maridos el camino de regreso a casa y San Juan de Luz (Donibane Lohitzune). Aquí decidimos estacionar el coche en un parking subterráneo, cuya tarifa era exactamente la misma que la de la OTA. Recorrimos sus calles, la Rue Gambetta, Rue Loquin, las tiendas tenían en la calle una especie de mercadillo e hilo musical por toda la zona de compras. No es la primera vez que en escucho música en la calle. Me parece una idea genial, anima un montón. Llegamos a la playa, en cuyas finas arenas nació el turismo de masas en Euskal Herria al inaugurarse en 1881 el primer hotel para veraneantes.

San Juan de Luz

Aquí encontramos el Casino La Pergola y dos centros de talasoterapia (Thalassothérapie)  y spas frente a la bahía de Saint-Jean-de-Luz (http://www.saint-jean-de-luz.com/es/page/talasoterapia-en-san-juan-de-luz)

Continuamos nuestra ruta para acabar en Biarritz, el gran descubrimiento de este viaje. De nuevo fuimos con el coche hasta la misma playa y lo dejamos aparcado en el parking subterráneo de la Plaza Santa Eugenia. Lo primero que descubrimos es el Puerto de Pescadores y la llamada Roca de la Virgen.

El puerto de pescadores fue creado en 1870 después de abandonarse el proyecto del “puerto del refugio” y con lo que quedaba de la donación imperial, hoy, es un lugar de recreo pintoresco y típico, donde se encuentran restaurantes de moda en las antiguas abañas de pescadoras llamadas “crampottes”.

Napoleón III decidió utilizar la roca como punto de anclaje del dique del “Puerto del refugio” que quiso construir. Así pues, este imponente peñasco fue unido a tierra  por un puente de madera (actualmente una pasarela metálica). El nombre actual de este peñasco viene de la estatua de la Virgen erigida en su cumbre en 1865 por los pescadores tras varios naufragios.

Biarritz

Junto al paseo de la playa encontramos también el Hòtel du Palais, antiguamente villa Imperial de la emperatriz Eugenia de Montijo, hoy convertido en hotel cinco estrellas y la Capilla Imperial, dedicada a Nuestra Señora de Guadalupe, la virgen negra mexicana.

Comimos por la zona, no menciono el nombre del lugar porque no fue nada excepcional. Cuando volvimos a Hondarribia decidimos reservar en la Hermandad de los Pescadores (www.hermandadpescadores.com) para cenar. Un lugar que nos habían recomendado.

Pasamos la tarde visitando y degustando algún pintxo mas. A las 21.30h llegamos a la Hermandad. En un principio decidimos pedir 2 entrantes para compartir y 1 plato de pescado también para compartir, pensando que por el precio (25,00€) sería una buena ración para los dos. Pero nos equivocamos.

Empezamos por una Ensalada de Txitxarro escabechado. EXQUISITA. Seguimos con una sopa de pescado, que nos alcanzó para un cuenquito para cada uno. Para mi gusto la sopa nada excepcional, la de mi ama me gusta más. Y después pedimos lubina con piperrada para compartir. Cuando vimos la ración pedimos otro plato y como no había lubina nos trajeron  Mero a la plancha, acompañada de una cama de patata panadera. Riquísimo el pescado.

Hermandad De Los Pescadores

Después tomamos dos postres: un Mousse de limón con fresas y chocolate y una sopa de piña con trozos de fruta y helado de coco Total de los 4 platos + 2 postres + 3 botellas de agua + 1 cesta de pan= 90,00€. Para nuestro gusto los mejores 90,00€ que hemos disfrutado en comida. La comida de buenísima calidad, la única pega que encontramos es que los precios nos parecen disparatados para el tamaño de las raciones.

HRMANDAD DE LOS PESCADORES

Zuloaga, 12

Hondarribia 

Telf. 943 642 738

www.hermandadpescadores.com

Terminamos dando un paseo para bajar la comida y regresando al hotel a descansar. ¡Menudo día!

*********************************************

Páginas de Interés:

Hendaya

San Juan de Luz

Biarritz

SIGUE LEYENDO: DÍA 3 VUELTA A CASA POR JAIZKIBEL

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *