De puente en la provincia de La Coruña

Disponer de unos días libre en el norte y que te guste viajar es una combinación perfecta.

Para este puente del Pilar de 4 días hemos puesto rumbo a Galicia, una comunidad que desde que yo era adolescente no había vuelto a pisar.

En el verano de cambio de curso de 1º a 2º de Bachillerato un grupo de aventureros del colegio Santa María de Portugalete nos juntamos para realizar juntos un tramo del Camino de Santiago. Por aquel entonces éramos adolescentes, que podíamos con todo. Nuestras mochilas, un grupo de amigos, el camino… recuerdo todo como una experiencia maravillosa. Y parte de estos recuerdos resurgen estos días….

Pero comencemos con este viaje de 2017. Salimos de Bilbao el jueves por la mañana, no muy temprano debo decir, se nos pegaron las sábanas. Nos dio la hora de comer pasado Gijón y siguiendo una recomendación paramos en Casa Gerardo, una elegante casona de que sirve fabada y alta cocina española y asturiana. No esperábamos un sitio tan elegante como primera parada en este viaje tan rural. Comimos muy bien, pero fueron 90€ de cuenta. Recomiendo dejar sitio para el arroz con leche de postre. Mejor para compartir 2 personas con 1 plato. No elegiría este tipo de sitios para un fin de semana como el nuestro

Unos kilómetros más adelante realizamos la primera parada de turismo en La Playa de las Catedrales, un bello monumento natural que estaba abarrotado de gente. Como era mes de octubre no hizo falta coger entrada, pero aconsejo visitar la web de la playa antes de ir para asegurarse, ya que en verano hay que reservar (ascatedrais.xunta.gal).

Playa de Las Catedrales

Playa de Las Catedrales

Playa de Las Catedrales

Continuamos nuestra aventura, pasamos por delante del restaurante a Xoiña en Foz, otra recomendación gastronómica de un amigo.

Nosotros ya estamos comidos, asi que nos vamos camino Viveiro, donde Tripadvisor nos sugiere visitar el Mirador de San Roque desde donde tenemos unas preciosas vistas del pueblo y su bahía. Esta es una parada bonita, pero que si no se dispone de suficiente tiempo, se puede saltar  y continuar hacia el siguiente punto.

Mirador de San Roque

En nuestro caso nos vamos directos al que se ha bautizado como El banco más bonito del Mundo también conocido como Banco de Loiba. Con este sobrenombre no quiere decir que el banco sea una pieza espectacular, si no que la vista panorámica desde aquí es impresionante. Ubicado en plenos acantilados en Bohia desde él se pueden contemplar unas impresionantes vistas de la costa situada entre cabo de Estaca de Bares y Cabo Ortegal.

El banco más bonito del Mundo

El banco más bonito del Mundo

Son las 19h y a pesar de que hemos tenido un día expendido y azul, aquí azota ya el viento de manera poco apacible. ¡Sacamos las fotos de rigor y en marcha!

Nuestra siguiente sugerencia son los acantilados de Vixia Herbeira, donde encontramos los acantilados más altos de Europa Continental con más de 600 metros sobre el nivel del mar. Se encuentran muy cerca del bosque petrificado y del Santuario de San Andres de Teixido, el santuario más venerado y conocido de la región después del de Santiago.

A nosotros no nos da tiempo a realizar esta última parada, porque al poner en el GPS la dirección de nuestra casa rural nos marca 1h 40 min y nos gustaría llegar antes de que oscurezca mucho (algo que no conseguimos).

Como siempre hacemos en estas escapadas, hemos elegido un coqueto Hotel Rural en plena naturaleza coruñesa. Esta vez no ubicaremos en el Concello de Irixoa, en el Hotel Rural Casal de Mouros. Pero ojo cuando lo pongáis en el GPS! No todos los resultados de Google Maps son buenos. Para no fallar (como nos pasó a nosotros esta primera vez que anduvimos dando veltas por carreteras de montañas un buen rato) escribid a la Casa Rural para que os manden la ubicación o la entrada correcta y así no os perdáis. Como sugerencia os diré que a pesar de estar en Irixoa, es mejor seguir las indicaciones y llegar hasta Paderne. Desde ahí un camino de montaña llega directo a la Casa Rural.

El Hotel Rural Casal de Mouros (www.hotelruralcasaldemouros.com) es una preciosa construcción de piedra antigua acondicionada como hotel rural con una decoración muy gustosa. Nosotros elegimos una habitación doble superior, ubicada en los antiguos establos. Es una habitación de 2 plantas, con la cama en la parte superior y el baño y un pequeño salón en la parte baja. Esta habitación es preciosa, pero a mi modo de ver es poco práctica, ya que el baño está en la parte baja y por las noches es un poco incómodo bajar a oscuras. Pero no se puede pedir que lo tenga todo!

Hotel Rural Casal de Mouros

El hotel está regentado por un matrimonio malagueño encantador. Son muy atentos, pero a mi modo de ver, el hotel rural pierde algo de encanto al no ser gallegos. Eso se nota en el menú de la cena que a pesar de integrar ingredientes como las zamburiñas o los grelos, no terminan de encajar bien.

Hotel Rural Casal de Mouros

El Hotel rural ofrece un desayuno completo y cenas para la que hay que avisar antes de las 16h  del mismo día. El precio medio de la cena ronda los 15€ por persona y está exquisito. Nuestra cuenta fue: 3 noches en habitación superior con desayuno + 3 cenas = 310€.

Hotel Rural Casal de Mouros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *