Dia 1, Fragas de Eume y tarde en La Coruña

Seguimos de fin de semana por tierras gallegas. Amanecemos en el Hotel Rural Casal de Mouros en el Concello de Irixoa.

Hoy un plan para disfrutar de la naturaleza. Estamos incorporando rutitas de senderismo en nuestros viajes, para que haya actividades para las dos partes de la pareja (mañana toca mi plan recorriendo Santiago de Compostela).

Nos vamos directos por la mañana al Parque Natural Fragas de Eume, uno de los bosques atlánticos de ribera mejor conservados de Europa. Para llegar a él nos desplazamos hasta Pontedeume. Ya en la entrada al parque nos encontramos un Centro de Interpretación con aseos, donde nos aconsejan sobre las diferentes rutas que se pueden realizar.

Parque Natural Fragas de Eume

Nos decantamos por la opción más corta con una ruta circular. Para comenzar nos acercamos con el coche hasta el final de la carretera y empezamos nuestro circuito de 6 kilómetros por plena naturaleza. Es un recorrido de unas dos horas, muy sencillo y poco exigente. El camino transcurre por la orilla del rio pasando por una central hidroeléctrica todavía activa. La vuelta es menos verde ya que se regresa por una amplia senda forestal.

Parque Natural Fragas de Eume

El camino concluye en el Monasterio de Caaveiro, un antiguo monasterio con más de 10 siglos de historia. En él, se realizas visitas guiadas gratuitas a cada hora y cuarto (11.15/12.15/13.15,..). Junto al monasterios encontramos un bar para poder comprar agua en caso de no llevar. Recordad, que las fuentes del Parque Natural no son de agua potables.

Parque Natural Fragas de Eume

Tras esta maña de excursión, salimos a comer a Ferrol, pero no vemos nada interesante por la zona, así que tras el almuerzo nos vamos a pasar la tarde a La Coruña.

Según llegamos a La Coruña nos vamos derechos a visitar el símbolo de la ciudad, la Torre de Hércules. Con sus 37 metros, es el único faro romano del mundo que desde que fue construido hasta la actualidad continua en funcionamiento. La ubicación del faro es perfecta, y todo a su alrededor está muy bien conservado y habilitado. Nos encantó este lugar, por su paz y tranquilidad.

Faro de Hercules

Faro de Hercules

Desde aquí nos adentramos en el casco antiguo de la ciudad. Paramos a tomar un café en la Plaza María Pita. Por aquí ya solo nos quedar callejear. Algo que nos dejó maravillado son la cantidad de paseos que hay, amplios y muy bien conservados, una maravilla.

Plaza Maria Pita

Cuando ya se va poniendo el sol, como guinda del pastel en esta tarde nos aceramos al Monte San Pedro para disfrutar de una bella panorámica de la ciudad. Aquí encontramos un montón de entretenimientos para los más pequeños como columpios, un laberinto inglés, un estanque y hasta un ascensor panorámico. ¡Lo recomiendo!

Monte San Pedro

  • Podéis encontrar más planas para hacer en La Coruña en este web: www.esncoruna.org

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *